MISION

Somos estudiantes de la licenciatura en Ciencias Jurídicas de la Universidad de El Salvador interesados en informar al público en general, la realidad que vivio nuestro pueblo, durante el conflicto armado, mediante la investigación de organismos dirigidos a la búsqueda de la paz social y al esclarecimiento de todos los actos de barbarie cometidos durante y finalizado el conflicto armado en El Salvador. Somos personas que va por la vida guiandoce por principios y valores de conciencia social y amor por el prójimo. Todo con el anhelo de dar un aporte a nuestra sociedad para que estos tengan un análisis critico en la búsqueda de la paz y el bien común.

VISION

Formar en la población Salvadoreña y en general a todo aquel que acceda a esta información la posibilidad de conocer los organismos que ayudaron a la investigacón de todos aquellos actos inhumanos cometidos contra el pueblo salvadoreño antes y después de conflicto armado, que con el tiempo las personas entiendan y se interesen por conocer mas sobre estos organismos y refleccionen por medio de la conciencia y puedan crear un análisis critíco sobre los acontecimientos que ocasionaron la guerra y los efectos de esta.

jueves, 18 de noviembre de 2010

TEHUICHO.

  TEHUICHO. 

El 23 de Julio de 1980, trece pobladores del caserío El Bartolillo, en el cantón Tehuicho, fueron ejecutados por civiles fuertemente armados que se identificaron como guerrilleros. En los alrededores murieron otras personas. 
La comisión concluye que le el 23 de julio de 1980, en el cantón Tehuicho, fueron ejecutados trece civiles por un escuadrón de la muerte, integrado por los elementos de la Brigada de Artillería Teniente Coronel Oscar Osorio así como miembros de la defensa civil de la jurisdicción de San Juan Opico.
 Poco después del mediodía del 23 de julio 1980 llego al caserío El Bartolillo, del cantón Tehuicho, un grupo de civiles de , aproximadamente, cien personas. Tenían manchadas las caras y vestían como campesinos. Estaban muy bien armados; se dispersaron por el cantón. Los testigos identificaron a Miguel Lemus, entonces miembro de la Defensa Civil.
Se presentaron como guerrilleros, convocaron a una reunión en la cancha de futbol según dijeron, para repartir armas. A medida que el operativo se extendía, llegaron a llevar la gente por la fuerza.
Los pobladores se encontraron en el campo deportivo. Allí fueron vendados. Los desconocidos se identificaron entonces, como un escuadrón de la muerte y acusaron a los pobladores de tener vinculación con la guerrilla.

Cinco días después de que la Comisión presentará su informe, la Asamblea Legislativa de El Salvador, aprobó una ley de amnistía general que abarcaba todos los hechos violentos ocurridos en la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada